HIRADIO CARIBEÑA

domingo, 14 de julio de 2013

Reina dominicana de belleza, Kristy Abreu demandan por US$210 millones a la policía de New York por abusos bajo arresto en el cuartel 32 de Harlem.

 
 Alegando que "fuimos tratadas como animales en el cuartel 32", la reina de belleza dominicana Kristy Abreu de 19 años de edad y ganadora del certamen Miss Westchester 2013 y su madre Kendy Paredes, están reclamando al Departamento de Policía (NYPD) $210 millones de dólares en una demandas que incoaron el martes en la Corte Federal del Distrito Sur.
La beldad criolla, acompañadas por su abogado Jack Yankowitz y residente en Yonkers, dijo que las cinco horas en que los policías de la comisaría 32 en el Este de Harlerm, la mantuvieron arrestada a ella y su madre, se convirtió en la peor noche de su vida.
Esa misma noche, ella estaba programada a aparecer en un desfile de modas.
Las dominicanas relataron que fueron arrestadas cuando ambas se desplazaban en un carro usado que la madre le había comprado a un hombre, pero los policías que las detuvieron alegaron que el vehículo había sido robado a pesar de que mostraron los documentos en regla.
El carro, un Honda Civic 2006, fue remolcado a la comisaría y la reina de belleza y su mamá estuvieron detenidas en una celda durante cinco horas, negándoseles agua, una llamada telefónica y el uso del baño del precinto.
El Departamento Legal de la ciudad declinó comentar respecto al caso, alegando que no ha recibido notificación de la demanda.
"Esa situación que vivimos en el cuartel 32, me persigue cada día", narró la beldad dominicana. Recordó que tampoco se les dio comida.
Empero, comunicaron a la policía que por un error de la computadora fueron también detenidas en el 2012 y que hizo que la autoridad creyera que el carro era robado.
"Cuando llegamos arrestadas al precinto, los policías comenzaron a reírse de nosotras", explicó Kristy
Las metieron en una celda junto a presuntos delincuentes, las amenazaron, intimidaron y las humillaron, negándoles todos los derechos y servicios.
"Ellos no mostraron ningún respeto por nosotros, no les importó nuestra situación", agregó Miss Westchester 2013.
"Esperamos que con este denuncia, la comunidad siga informándose de cómo actúa la policía, hostigando a las personas serias y trabajadoras", añadió.
Insistieron en que luego de ser detenidas en la calle 145, mostraron los papeles del registró válido, seguro, licencia y otros documentos, pero de todos modos fueron esposadas.